Accesorios de fusión

';

– ¿QUIERES SABER MÁS? –

LEE NUESTRA GUÍA: Accesorios de fusión

La fibra óptica es uno de los elementos más utilizados en la actualidad, en el sector de las Telecomunicaciones, gracias a su gran capacidad de transmisión de datos.

Este sistema de transmisión de datos utiliza pulsos de luz a través de un hilo muy fino (habitualmente de silicio) para enviar y recibir la información. Con la fibra óptica conseguimos enviar grandes cantidades de información de una forma rápida y sin interferencias.

Estas fibras son tan débiles y se pueden romper con mucha facilidad, lo que requiere una cubierta especial que les otorgue una estructura que permita su manipulación frente a las instalaciones y posibles manipulaciones.

Con la llegada de la fibra óptica a las viviendas, es muy frecuente recurrir a la fusión de fibras para realizar la conexión entre la fibra vertical y la horizontal.

 

1. ¿Cómo realizamos la fusión de fibras?

La fusión es el método que nos permite unir dos fibras aplicando calor a las mismas hasta conseguir que se fundan.

En otros sistemas de interconexión se necesita ayuda de otros elementos para esta unión, como pueden ser los empalmes y pegamentos, pero en el caso para la fusión de fibra óptica, solo necesitamos las propias fibras.

La fusionadora de fibra emite una pequeña descarga eléctrica a través de sus electrodos que consiguen fundir las fibras hasta unirlas.

Este tipo de equipos tiene que estar dotado de una excelente precisión, porque si no cumplen con ella, no podrían fusionar a las micras necesarias para la unión.

La fibra óptica es un elemento tan delicado, que necesita una buena protección por medio de varios recubrimientos plásticos.

A la hora de realizar la fusión es imprescindible ir quitando las distintas cubiertas hasta dejar el pelo de fibra óptica al descubierto.

2. ¿Qué es protector de fusión?

Estos protectores de fusión están compuestos por un material termo-retráctil y una varilla de acero inoxidable para dar rigidez y protección a la fusión

Usaremos un protector de fusión, que es el canutillo encargado de evitar que las fibras fusionadas se vuelvan a separar.

Tenemos dos opciones para los protectores de fusión según su longitud.

  • Protector de fusión de 60 mm
  • Protector de fusión de 40 mm

 

3. ¿Qué pasos debemos seguir en la fusión de fibra óptica?

Comenzaremos introduciendo el protector de fusión por un extremo de las fibras que queremos unir. A continuación retiraremos las cubiertas de ambas puntas de las fibras hasta dejarlas al aire.

Con alcohol isopropílico limpiaremos ambas fibras, para eliminar cualquier residuo que pueda tener, porque de no limpiarlas correctamente, la unión de ambas se podría resentir y no dar los resultados óptimos que se exigen.

Se usa ese tipo de alcohol porque tiene la particularidad de no dejar residuos y tener gran rapidez de evaporación.

A continuación, con una cortadora de precisión, cortamos ambas puntas de las fibras. Una vez terminado este proceso, colocaremos cada punta de las fibras en la fusionadora, para que esta las alinee y proceda a realizar una pequeña descarga eléctrica y así darles continuidad.

Con este proceso conseguimos que ambas fibras queden unidas como si fuesen un único cable.

4. ¿Por qué es necesario un cassette de fibra?

Normalmente cuando realizamos fusiones de fibra óptica conviene dejar dichas uniones organizadas en cassette de fibra para evitar que las fibras se rompan.

Es muy importante cuando trabajamos con fusiones, tener una correcta gestión de las fibras ópticas y debemos darle al cassette para fusión, la importancia que tiene, dado que esta creado para albergar el conjunto de fusiones de fibra realizadas.

Este tipo de cassette o bandeja porta empalmes suele albergar entre 12 y 24 fibras según el modelo de cassette. Tienen unas vías donde albergar los protectores de fusión con la unión ya realizada y unas guías de cables para poder dar protección a las fibras.